La vuelta a la presencialidad y la apertura de escenarios como el Teatro UdeC, dan la bienvenida a importantes eventos culturales que se habían perdido en el encierro de la pandemia. Tal es el caso del Festival Nacional de Jazz de la Academia Marlon Romero, actividad que lleva casi 20 años destacando y celebrando a grandes exponentes del género, tanto locales como nacionales.

Por ello, la Corporación Cultural Universidad de Concepción, se sumó en alianza con la Academia para festejar la 17° versión de este encuentro, dando palestra a artistas como Carla Romero, con temas de Michel Petrucciani; Lyle Mays; Camilo Morales, con piezas de Django Reinhart; una alumna de 7 años cantará Gato Blues; la Latin Jazz Aldo de Paquio D’Rivera; Christian Gálvez jazz fusión; Klau Arriagada canta Standars, además de un set con composiciones originales.

“Eventos como estos vuelven a la vida este año donde se están abriendo las puertas, es muy gratificante ver cómo artistas se reencuentran con el aplauso del público, esa interacción que permite el crecimiento cultural, la unión y traspaso de experiencias”, determina Mario Cabrera, gerente Corcudec.

“Por esta razón nos hicimos parte de este festival, nuevamente, para ser un agente de apoyo en conciertos como este, que entregan una mirada local, joven y variada a la comunidad, estamos seguros que será un espectáculo inolvidable”, afirma.

El Festival Nacional de Jazz nació en 2005, de la mano de la Academia de Jazz Marlon Romero con el objetivo de dar el puntapié al año académico. Luego se fue consolidando pues se transformó en un espacio donde niños y jóvenes comenzaron a conocer más sobre este lenguaje musical, hasta establecerse como un referente y tradición en la zona.

“Es como volver a nacer, de continuar con un legado que partió en forma natural, que los músicos puedan expresarse en un evento mayor, sobre todo los nuevos músicos”, afirma el gestor del evento y destacado jazzista, Marlon Romero mencionando que esta versión tiene un especial significado pues no se vieron exentos de los estragos de la pandemia.

En cuanto al repertorio comenta que si bien existirá un toque de improvisación destaca que “no es lo único, pues hay otras reglas se deben conocer y respetar, sustituciones armónicas y rítmicas que son parte del lenguaje. No olvidemos que toda la música popular viene del Jazz, lo bailable, rock, pop, bossa nova y salsa, entre otros”, ejemplifica.

Asimismo, indica que la escena del jazz penquista está en constante crecimiento. “Se ha incrementado la escena notoriamente, están apareciendo nuevos músicos, muchos espacios para tocar, el público ha ido aumentando y veo un muy buen nivel a futuro”, finalizó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.