Dos representantes penquistas se dan cita en el Concurso Internacional de Música Sacra, en Roma, Italia. El tenor Adrián Henríquez y la soprano Natalia Vilches, viajaron el pasado 5 de septiembre, tras ser seleccionados para la semifinal de este concurso en sus respectivas categorías.

El evento se llevará a cabo desde el 15 al 18 de septiembre con transmisión en vivo por su canal de youtube, donde los participantes presentarán su repertorio de música sacra o religiosa. Los ganadores, dos de cada cuerda, podrán optar a diversas becas con grandes maestros además de presentaciones por el concierto “Let´s sing oratorio music”, evento que busca promocionar el desarrollo y la educación musical en los colegios.

Ambos cantantes se han presentado en diferentes actividades en la zona como la ópera realizada por Corcudec en 2019, “Madama Butterfly”, además de galas líricas, entre otros, siendo un ejemplo de la calidad vocal lírica presente en la zona.

El viaje fue posible por el apoyo de su profesor, el barítono Pablo Castillo, del Instituto de Artes Musicales de Concepción (IDAM), el pianista Simón Morgado y respaldo de la Corporación Cultural Universidad de Concepción.

“Corcudec tiene una alianza con Italia para desarrollar el primer Festival Internacional de Ópera en Concepción, potenciando a la ciudad como un poco de la ópera. Que ambos cantantes hayan sido seleccionados para la semifinal de este concurso demuestra que existe un gran talento en la zona”, expresa Mario Cabrera, gerente Corcudec.

Una oportunidad en pandemia

“Llegamos a través de la búsqueda de un espacio para mantenernos vigentes en nuestro arte, pues lamentablemente la pandemia ha hecho estragos con cantantes, músicos y otros artistas del país.  Así fue como encontramos este concurso de música Sacra en Italia en donde la primera etapa fue a través de una audición online enviando un video. Luego de unos meses recibimos la respuesta y fue una grata sorpresa saber que habíamos pasado a la semifinal del concurso”, expresa Adrián Henríquez desde Roma.

Agrega que para ellos es encontrarse, nuevamente, con la música, continuar con su desarrollo profesional y al mismo tiempo sentirse orgullosos de representar a Chile y particularmente a Concepción, a IDAM y Corcudec.

Por su parte, Natalia Vilches, expresa que se siente muy identificada con la música sacra. “El poder cantar esta música en uno de los centros históricos del cristianismo, donde mucha de esta música y la cultura asociada surge, tiene alto simbolismo e importancia para mi vida y desarrollo profesional”.

El concurso se llevará a cabo entre el 16 y 18 de septiembre, y ambos consideran tener buenas probabilidades de pasar a las siguientes etapas. “Pienso que lo principal es la experiencia de cantar en Europa, cuna de la música docta y referente para muchos artistas musicales. Para nosotros es super importante enriquecernos de esta oportunidad”, detalla el tenor.

Desde su perspectiva, ambos concuerdan en la necesidad de apoyar a los cantantes líricos locales. “Reconocernos como una ciudad formadora de músicos y con una audiencia que aprecia y disfruta la cultura de lo clásico, donde la Corcudec y otras instituciones han jugado un rol fundamental en la búsqueda de profesionalizar el ejercicio artístico y generar espacios de desarrollo. Hay muchos artistas líricos representando a Concepción en el mundo y eso debemos recordarlo y reconocerlo. Pero nada de ello es suficiente si no tenemos políticas y financiamientos que permitan potenciar el talento local, para hacer de Concepción una ciudad polo de actividad artística en el sur de Chile”, enfatiza Natalia.

“Faltan recursos, patrocinio, acercar la lírica a quienes aún no pueden acceder a ella y que las personas niños, jóvenes y adultos entiendan la ópera en toda su complejidad para que deje de ser algo ‘aburrido’”, finaliza Henríquez.

Leave a Reply

Your email address will not be published.