La conductora Marcela Ibáñez, junto a las panelistas Carmen María Burmeister y Ximena Águila recibieron, con brazos abiertos, a la invitada del nuevo capítulo de Féminas Sinfónicas, la gran cantante Javiera Parra.

“Estamos tratando de ver qué viene, pero contenta porque estoy haciendo canciones nuevas y producciones con distintas personas, además con un nuevo partner de composición”, comienza relatando la compositora mencionando que Javiera y Los Imposible cumplen 25 años de trayectoria.

Sus comienzos, con la banda, fue de la mano de Álvaro Henríquez, con quien se acostumbró a escribir de a dos, “esa nutrición me entretiene mucho, no soy un alma solitaria en la composición”, afirma. También destacó su paso por el Gran Circo Teatro junto a Andrés Pérez en los años 80, donde se desarrolló como actriz y cantante, trabajo que realizó en forma paralela al inicio de su conocida banda.

Durante el programa cuenta cómo el yoga, la disciplina y autocuidado le han permitido llegar a su edad con una gran carrera. “Eso me ha hecho poder llevar una vida de roquera, cuando me levanto, si no hago yoga me levanto a trotar”, relata.

Sobre su rol como referente como mujer líder de una banda en un mundo, generalmente de hombres, dice que “todo era un goce contagioso, que la gente percibía, lo que hacía que otros pensaran que se podía hacer”, menciona. “Además fuimos muy cara de palo, mi primer video estaba yo en una tina con cinco hombres jugando con espuma. También siempre quise que todos vieran una banda y que los músicos fueran reconocibles”, agrega.

Tras la pausa, retomó su historia mencionando cómo fue incursionando en otro género como la danza, mientras continuaba con Los Imposibles. “Había otras presencias femeninas, en ese entonces, que todavía eran más pre producidas, no existía este formato que hay hoy como Francisca Valenzuela, son muchas y muy buenas en sus estilos”, enfatiza.

Asimismo, recuerda el legado que trae de Violeta Parra y los discos que ha realizado para perpetuar esta herencia. “Mi mamá fue muy fundamental, valiente y transgresora, yo venía con esa energía y linaje. Ella fue quien me inculcó sobre la importancia de la Violeta”, relata pues su padre no pudo regresar a Chile por varios años.

“Quería experimentar un camino propio, buscar un sonido por 20 años y ser personas que no crecen al alero, de esta sombra maravillosa, teníamos que ser seres independientes”, agrega sobre las decisiones que ha tomado en su carrera musical.

Sus proyectos, cómo ha continuado con este legado sin perder su identidad y parte de su historia en el nuevo capítulo de Féminas Sinfónicas, este sábado 7 de noviembre a las 15:00 por Radio UdeC y domingo 13:00 por Radio La Discusión de Chillán, además del canal de youtube de Corcudec.

Leave a Reply

Your email address will not be published.