Para celebrar el 99° aniversario de la Universidad de Concepción, la Orquesta Sinfónica y el Coro UdeC ofrecieron cuatro conciertos con la Sinfonía n° 9 “Coral” de Beethoven. Tras presentarla en Chillán y Los Ángeles, la magna obra llegó al Teatro UdeC para un concierto exclusivo para la comunidad universitaria el viernes 11 de mayo, y finalmente una velada con entrada liberada el sábado 12. El teatro se hizo estrecho para recibir el masivo público que acudió entusiasta a esta última cita.

La orquesta lució muy afiatada y segura bajo la batuta del experimentado maestro Francisco Rettig, quien desarrolló una lectura más bien tradicional de la archiconocida partitura, a excepción de algunas particularidades en el manejo del pulso. La sección final del tercer movimiento fluyó a un “tempo” tan ágil que pareció mecerse como un vals, en extremo contraste con el recitativo de las cuerdas bajas que abre el cuarto movimiento, que tuvo momentos casi estáticos.

Muy digna y valiente actuación del barítono Cristian Moya, quien debió reemplazar a última hora a Rodrigo Navarrete, sin tener oportunidad de ensayar con la orquesta. Excelentes los demás solistas: las ya habituales Patricia Cifuentes (soprano) y Gloria Rojas (contralto), junto al tenor Brayan Ávila, quien debutaba en el Teatro UdeC luego de obtener el tercer lugar en el Concurso “Laguna Mágica” en enero pasado. Su solo en el pasaje “Alla marcia” fue simplemente espectacular.

El Coro UdeC, especialmente reforzado para la ocasión, se vio y sonó inmenso, muy bien preparado y adecuadamente eufórico en el explosivo final de la “Oda a la Alegría”, que desembocó en una ovación igualmente eufórica del público de esta inolvidable celebración universitaria.