Desde el Teatro UdeC se grabó el nuevo capítulo de Féminas Sinfónicas. En esta ocasión, los entrevistados fueron dos jóvenes artistas que vieron una necesidad en el mundo cultural. Camila Guggiana y Nicolás Vásquez fundaron, en 2018, la Compañía Lírica Disidente, alcanzando nuevos seguidores en poco tiempo.

Esta agrupación nació por la primaria necesidad de cantar, pero luego, tras los primeros enfrentamientos con la realidad de la ópera en Chile, adoptó un perfil definitivamente independiente que apunta a construir un nuevo escenario para esta disciplina artística en el país.

Además, otro de sus objetivos es gestionar montajes fuera de los grandes teatros, logrando, en 2019, la puesta en escena de “Don Giovanni” de Mozart, en un galpón. Nicolás contactó a Camila con una idea, de forma rápida se formó un elenco que se gestó desde las ganas de cantar, “sin tener mucha conciencia del trabajo que significaba levantar esta obra”, recuerda Camila Guggiana. “Fue un nacimiento tropezado pero que nos permitió entender lo relevante y difícil del trabajo que estamos haciendo”, destaca.

Asimismo, Nicolás agrega que todo fue visceral, basado en los pocos espacios disponibles para cantar. “Podemos tener todo el proceso de estudiar un rol, pero queda trunco sin poder ensayar con un elenco o una orquesta (…) los cantantes tenemos pocas oportunidades de interpretar un rol de forma completa”, menciona.

Por otro lado, ambos comentaron sobre la situación de la ópera en Chile y el esfuerzo que requiere. “Todo lo que es gestión está muy vivo y es dinámico, podemos planificar, pero hay muchas cosas que van cambiando sobre la marcha, los infinitos imponderables”, destaca Camila.

Por su parte, Nicolás comenta que los roles se distribuyen, generalmente, entre los mismos cantantes es un problema de élite. “No culpa los cantantes, todos buscamos la oportunidad y espacio para hacer lo que queremos, el problema viene de la cúpula, de la elite que maneja las artes que no están interesados en abrir las puertas a personas que, quizás, se salen de sus parámetros”, destaca.

Sobre sus proyecciones, el cantante explica que buscan tomarse los grandes teatros para hacer algo revolucionario, “demostrar, desde este ópera estudio, que tenemos cantantes con las capacidades, más que suficientes, para llenar los elencos”, determina agregando sobre la importancia de llegar a todo el público.

El detalle del proceso, la ópera estudio y sus proyecciones en el nuevo capítulo de Féminas Sinfónicas por Radio UdeC y las plataformas digitales de Corcudec, el sábado 9 de octubre a las 15:00 horas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.