30 de mayo de 2016.

El pasado sábado 28 de mayo y ante un teatro UdeC lleno, la Orquesta Sinfónica Universidad de Concepción presentó el tercer concierto sinfónico de la temporada.

La ocasión sirvió para presenciar el debut en Chile del violinista estadounidense Nathan Meltzer, quien, con sólo 15 años superó las endemoniadas dificultades del Concierto n° 1 de Paganini con una seguridad, calidez y buen gusto absolutamente insólitos para alguien con tan escasa experiencia. De hecho, esta fue la primera vez que tocó la obra con orquesta; la segunda será dentro de pocos días, nada menos que en la célebre Philharmonie de Berlín.

El acompañamiento orquestal estuvo preciso bajo la batuta de David Navarro Turres, director chileno radicado en Bruselas.

El resto del programa también fue una celebración de las “glorias juveniles”, con piezas escritas cuando sus compositores tenían 16 o 17 años de edad: una impecable interpretación de la Obertura “Sueño de una noche de verano” de Mendelssohn y emotivas versiones del “Andante appassionato” del maestro penquista Enrique Soro y de la tempestuosa Sinfonía n° 25 de Mozart.