Con la Danza Bacanal de Camille Saint-Saëns, de la ópera “Sansón y Dalila”, comienza el nuevo capítulo de Féminas Sinfónicas, el cual se transmite por más de un año todos los sábados a las 15:00 y repetición, domingo 10:00, por Radio UdeC. Este tema fue una petición especial de la actriz y cantante lírica Daniela Vega, invitada especial de este programa junto a la conductora Marcela Ibáñez y las panelistas Ximena Águila y Carmen Burmeister.

Desde Santiago, la artista se sumó a las panelistas para tratar temas de contingencia y su pasión por las artes. “Es un honor para mi que me hayan invitado”, destacó. Si bien es conocida por su carrera actoral, Daniela Vega tiene un amplio conocimiento en canto lírico y visión musical.

Recuerda que llegó a la actuación, estando con un amigo y en la primera etapa de su transición, realiza un monólogo de Almodóvar, lo cual vislumbra un nuevo talento. “Empecé a ir a talleres y vi que el cuerpo también es una herramienta de comunicación y no es solamente, vestirlo, sino desnudarlo”.

Luego una persona se acerca y le dice que busca una persona trans para una producción de teatro y la invitó, resultando ser la obra “La mujer mariposa”. “Era una simple aficionada, pero en el GAM estuvimos cinco temporadas y conocí un director de cine que me ofreció hacer mi primera película, así partió todo, en 2011”, recuerda.

No obstante, la música estuvo primero. Daniela comenzó contando parte de su recorrido, el cual se basa en la influencia de su abuela paterna en su primera infancia, fue ella quien la invitaba a “mirar la música, me decía cierra los ojos y mira los violines, el arpa, el fagot y de a poco, le fui dando forma a un lugar que no tenía luz, iluminando la oscuridad que ella me estaba mostrando”, explica cómo su manera de apreciar la música.

Esto llevó a las panelistas a interiorizarse en la importancia de transmitir sentimientos con la música y poner la energía en lo más profundo y el virtuosismo del oficio.

Ximena Águila y Carmen Burmeister mantienen una amistad de tiempo con Daniela y tomaron esta hora para compartir sus miradas ante el arte. “Si te dejas llevar por el ego y la vanidad, el arte se puede ir”, comentó Ximena. Además, desclasificaron detalles de sus primeros encuentros musicales, con otros artistas como Manuel García, en el Teatro Caupolicán en 2014.

Recordando este evento y sus presentaciones líricas, Vega agrega que tiene clara su presencia escénica y el cariño del público, “uno es artista porque quiere compartir lo que siente del arte con otros, uno es un creador, pero también un canal o vehículo, entonces siento que subir al escenario es una recarga de amor y buena onda”, detalla sobre el feedback que todo artista espera.

El arte como un bien de primera necesidad

A lo largo del programa, la conductora Marcela Ibáñez destaca la importancia de sentir el aplauso del público y lo gratificante que es sentir que el espectáculo fue bien recibido. A esto Daniela agrega que los artistas “estamos al borde del límite pues no existen coberturas o garantías para los artistas en este país, por eso estamos luchando para que haya más intervención del Estado, para el derecho a ser artista y para consumir arte”, enfatiza.

Ejemplifica que las sociedades más deprimidas son las que han perdido el nexo con el arte y la naturaleza, siendo estas áreas las que dan sentida a todo lo que rodea, transformándose en un bien de primera necesidad.

Pone como ejemplo, el éxtasis que infunde el compositor en obras como “La Danza Bacanal” y otras, donde la orquesta “explota”, pero que el público ha dejado de sentir, a su parecer. “Lo que hacemos como artistas es administrar emociones y ponerlas al servicio de otro, eso es lo que me motiva”, afirmó.

Para finalizar, Daniela contó sobre un proyecto con Gucci, “The Performers”, donde artistas de diferentes áreas crean un imaginario propio. En su caso, decidió recitar el poema “La palabra” de Stella Díaz Varín, en una casa abandonada, obra que se relaciona a un escrito de su autoría donde destaca que “la dignidad es un derecho y para ser rebelde hay que ser, primero digno”, concluyó.

Para conocer más en detalle la historia de Daniela Vega, su mirada del arte, el cine y la música, está disponible en el último capítulo de Féminas Sinfónica en el canal youtube y redes sociales de Corcudec.

Leave a Reply

Your email address will not be published.