Domingo 15 de mayo de 2016.

Con tres impecables conciertos, la Orquesta Sinfónica rindió homenaje a la Universidad de Concepción en su nonagésimo séptimo aniversario. 

Las presentaciones se realizaron el jueves 12 de mayo en el gimnasio del campus UdeC de Los Ángeles; y los días viernes 13 y sábado 14 en el Teatro Universidad de Concepción.

La gran orquestación del Concierto para cello de Antonín Dvorák fácilmente pudo cubrir al solista, pero no planteó ningún obstáculo para el impresionante caudal sonoro de Leonardo Altino, quien ofreció una interpretación ejemplar, secundado con evidente entusiasmo por la orquesta y el director Mika Eichenholz. A continuación, el maestro sueco dirigió una no menos emocionante versión de la Sinfonía n° 4 de Tchaikovsky, destacando tanto los aspectos más brillantes y espectaculares como las facetas más oscuras y neuróticas de esta partitura inspirada en los embates del “Destino”.